Noticias SPORTSALUD

Nuestros Kinesiólogos son especialistas en el área Traumatológica, Terapia manual y en reintegro deportivo

06

abril

fractura por estres

¿Qué es una fractura por estrés?

¿Qué es una fractura por estrés?

La fractura por estrés es una pequeña lesión en donde se interrumpe la continuidad del hueso debido al sobreuso o los microtraumas, traumas de baja intensidad que al repetirse en el tiempo no permiten la reparación y adaptación del hueso a la carga, produciéndose esta lesión.
La mayoría de las fracturas por estrés ocurren en los huesos de los pies y la parte inferior de la extremidad, y son frecuentes en deportes con impacto repetitivo como el running.

 

¿Qué factores pueden ocasionar esta lesión?

Desbalance muscular, lo que genera la fatiga prematura de grupos musculares
Errores en el gesto técnico o entrenamiento
Cambio en la carga de trabajo durante el entrenamiento
Uso de calzado inadecuado
Cambios bruscos de superficie, de blanda a dura o viceversa
Osteoporosis y osteopenia
Sobre entrenamiento

¿Qué síntomas tiene una fractura por estrés?
El síntoma principal en una fractura por estrés, es el dolor local que comienza durante o después de realizar ejercicio y que puede perdurar por algunos días. Este dolor al continuar realizando actividad física persiste o aumenta en intensidad. Puede asociarse, con aumento de volumen en la zona del dolor.
Cuando la fractura no es tratada el dolor aumenta en intensidad y duración.

¿Cómo se diagnostica?
Las fracturas por estrés son difíciles de diagnosticar, pero debe estar presente en un diagnóstico diferencial frente un paciente que realiza deportes de impacto repetitivo como el running. Frente a la sospecha de fractura por estrés, se deben solicitar imágenes complementarias como Radiografías o TAC.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de elección en esta patología es la kinesiología. Lo primero y fundamental en el tratamiento es disminuir carga en el segmento dañado y detener la actividad que está generando la fractura.
Dentro de las primeras sesiones, lo más importante, será evitar en gran mayoría la pérdida de musculatura, debido al cese de la actividad deportiva. Una vez avanzada la recuperación, se comenzará el retorno deportivo sin presencia de dolor. También se deberá evaluar el gesto de deportivo, en busca de prevenir nuevas lesiones.
Si la fractura por estrés no recibe tratamiento de forma oportuna, esta puede evolucionar a una fractura con mayores complicaciones, la cual puede ser necesaria de tratar de forma quirúrgica. Donde se coloca material de fijación como placas o clavos hasta lograr la consolidación del hueso.
La complicación más común que ocurre con la fractura por sobrecarga es la pseudoartritis. Entre otras complicaciones se encuentran la consolidación viciosa (el hueso se reparó de manera anormal) y las fracturas recurrentes.

 

¡Si tienes esta patología o crees tener ciertos síntomas y características de esta, no dudes en tomar una evaluación con nosotros!

0 Comentarios

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This