Noticias SPORTSALUD

Nuestros Kinesiólogos son especialistas en el área Traumatológica, Terapia manual y en reintegro deportivo

04

abril

Periostitis

Periostitis tibial: ¿Qué es?

Periostitis Tibial o Shint Splint

 

¿Qué es el periostio?

El PERIOSTIO es la vaina fibrosa que cubre los huesos y que contiene vasos sanguíneos y nervios que nutren y le dan sensibilidad a los mismos. A esta capa se pegan los músculos, como en el caso de la Tibia: el gemelo, soleo, tibial posterior, flexor de los dedos, tibial anterior, que usamos en la práctica del ejercicio de correr,  encima de ella tenemos una capa de grasa y por último, la piel.

¿Qué significa periostitis?

    La periostitis es la inflamación aguda del periostio o de la membrana de tejido que cubre el hueso, por lo general, se suele dar en la tibia y la zona más afectada va a ser el área situada entre el músculo tibial posterior y el sóleo cuya lesión también recibe el nombre de Shin Splint. Muchas veces esa inflamación,  se produce por la tracción que ejercen los músculos que se unen a la tibia sobre ella. Es una patología común entre los corredores y saltadores.

 

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la periostitis tibial?

Dolor, inflamación o quemazón cuando estamos corriendo en la cara antero-interna de la pierna, en la tibia o posterior al trote, en ocasiones se pueden sentir como agujetas o como si estuvieran presionando fuertemente la zona.

¿ Cuáles pueden ser sus causas?

Existen muchas causas por la cuales se produce como:

Las vibraciones causadas por los entrenamientos repetitivos, por el impacto del pie en el suelo, sobre terrenos duros y a veces coincidiendo con la utilización de zapatillas inadecuadas o demasiado gastadas

   Las tracciones excesivas sobre las zonas de inserción de los músculos sobre el periostio, teniendo como origen las rigideces musculares  o los apoyos incorrectos.

La excesiva rotación de la cadera, una torsión tibial externa aumentada, la hiperpronación o una eversión exagerada del talón (durante la fase de apoyo plantar), valgo del retropié

Los traumatismos repetitivos directamente sobre el periostio en la cara anterior de la tibia (botas de esquí o de patinar, golpes directos como en el fútbol), aunque esta última causa no suele ser frecuente en fondistas.

El exceso de entrenamiento, rodajes sobre superficies demasiado duras, demasiadas cuestas y horas por terrenos irregulares, pueden desembocar en una periostitis tibial.

No parar cuando existe dolor pensando que ya se pasará.

Falta de estiramientos.

Zapatilla inadecuada poca amortiguación o demasiado dura, zapatillas con demasiados kilómetros y gastados.

         Atletas pronadores, pie plano entre otros.

¿Cuál es su tratamiento?

 

Apenas el dolor aparezca, debe parar la actividad de inmediato. Colocar frío en la zona por 10 min 3 veces al día  y elongar suavemente. Si el dolor persiste, debe visitar a un médico.

Para el manejo del dolor se indica  el tratamiento kinésico, el cual es muy importante, ya que en este se hará una evaluación inicial, donde es fundamental encontrar la causal por la cual se generó, ya que modificando esta, podremos prevenir que no se vuelva a presentar y disminuir los síntomas de manera importante.

 

¡Si tienes esta patología o crees tener ciertos síntomas y características de esta, no dudes en tomar una evaluación con nosotros!

0 Comentarios

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This