Noticias SPORTSALUD

Nuestros Kinesiólogos son especialistas en el área Traumatológica, Terapia manual y en reintegro deportivo

21

diciembre

¿Debes operarte por una luxación de rótula?

La estabilidad de la rótula (capacidad para mantenerse en su lugar) depende de varios factores: los dos principales corresponden al desarrollo muscular y sobre todo la alineación de la tibia y el fémur. La combinación de la desalineación del fémur y de la tibia se conoce como Síndrome de Mala Alíneación.
La mayoría de los casos de desalineación del fémur y la tibia se resuelven de forma espontánea con la edad, sin embargo, un pequeño porcentaje no se resuelve y se transforma en un síndrome de mala alineación, el cual, es una de las principales causas de las luxaciones recurrentes de patela (rótula).
La luxación o inestabilidad recurrente de rótula, es una condición en la cual la patela (rótula se sale de posición normal (se luxa) en reiteradas ocasiones y sin mecanismos traumáticos de por medio, es decir, a una persona se le puede salir incluso caminando en la calle. Lo más frecuente es que la rótula se salga hacia afuera (lateral).

¿Qué consecuencias podría generar una luxación recurrente de patela?

El mal posicionamiento patelar, sumado a la luxación (desencaje) recurrente de esta misma, pueden llegar a generar una lesión por roce excesivo, tanto en el cartílago del fémur con en el de la tibia, lesión conocida como condropatía patelofemoral (ver imagen).


Es frecuente que esta condropatía después de unos años genere un desgaste considerable del cartílago, dando paso a una artrosis patelofemoral.

¿Existe tratamiento para la inestabilidad recurrente de patela?

La respuesta es Sí. Dependiendo de la causa, las alternativas son variables y como la mayoría de las veces, las podemos clasificar como tratamiento conservador y tratamiento quirúrgico.

Si la causa de la inestabilidad corresponde a un desbalance muscular, el tratamiento más indicado normalmente será el tratamiento conservador (kinesiterapia), el cual se enfocará en el fortalecimiento muscular de los principales músculos estabilizadores de rodilla, además del entrenamiento de la sensibilidad articular (propiocepción) entre otras cosas.
Si con la terapia kinésica no se logran buenos resultados o si la causa de la inestabilidad corresponde a una desalineación importante de la tibia y o el fémur, se recurrirá al tratamiento quirúrgico.

¿De qué se trata la cirugía?

Dentro de las posibilidades quirúrgicas hoy hablaremos de la Cirugía de Realineación Patelar.
Las cirugías de realineación se pueden subdividir en REALINEACIÓN PROXIMAL Y REALINEACIÓN DISTAL.

Realineación proximal: Se considera proximal, a la rótula como tal, sumado a todos los tejidos blandos que la rodean, tales como ligamentos, retináculos y otras estructuras. La cirugía de realineación proximal, por lo tanto, corresponde a cualquier intervención que modifique la tensión de los tejidos blandos con la intención de permitir que la rótula se reposicione correctamente.

Realineación distal: Distal se considera a todo lo que se encuentre por debajo de la rótula, específicamente al punto de la tibia donde termina el tendón patelar, llamado, tuberosidad anterior de la tibia (TAT). Las cirugías de realineación distal consisten en realizar diversos tipos de osteotomías (Cortes en el hueso tibia) con la finalidad de ejercer una tensión de sobre la rótula que mejore el posicionamiento de esta (ver imagen).

El objetivo de ambas técnicas es realinear la rótula, dejando estable el hueso, impidiendo que se vuelva a salir. Con frecuencia, ambas técnicas se realizan en conjunto para maximizar la estabilidad sobre la patela.
Cabe señalar que la rehabilitación a través de la kinesiología es fundamental, tanto previo como posterior a la cirugía, para así evitar la pérdida de masa muscular, de rango de movilidad y disminuir el dolor post quirúrgico.

¿Sientes molestias en tu rótula? En SportSalud tenemos los mejores tratamientos para tratar algún dolor kinésico. ¡Agenda tu hora con los mejores expertos aquí!

0 Comentarios

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This