Noticias SPORTSALUD

Nuestros Kinesiólogos son especialistas en el área Traumatológica, Terapia manual y en reintegro deportivo

26

febrero

¿Cómo se puede tratar la rotura de tendones de la mano?

La rotura de tendones de los músculos flexores de la mano es una patología de alta prevalencia en accidentes laborales, sobre todo en personas que trabajan manipulando objetos pesados o personas que trabajan cortando objetos con sierras y otros objetos. Sus consecuencias van desde la debilidad muscular hasta la imposibilidad de realizar movimientos de flexión con la mano (cerrar la mano).

En el antebrazo existen 20 músculos diferentes, los cuales te permiten realizar toda la gama de movimientos que realiza la muñeca y la mano. Estos músculos se dividen en tres grupos: Anterior, posterior y lateral, los cuales realizan diferentes funciones. Hoy nos enfocaremos en el grupo anterior (parte delantera del brazo).

Los músculos anteriores del antebrazo tienes tendones muy largos, lo que les permite ser músculos muy eficientes.

tendones

(Imagen 1: muestra los músculos anteriores del antebrazo con sus largos tendones)

¿Cuál es la función de los tendones?

Los tendones tienen la relevante función de transmitir la fuerza desde el músculo hacia el hueso donde finalmente se inserta el tendón. Esto les permite a tus músculos generar el movimiento de un hueso. En el caso de los tendones flexores de la mano, les permiten a tus músculos del antebrazo realizar los movimientos de los dedos (Ver imagen).

tendones

En ocasiones, determinados accidentes pueden ocasionar la rotura de uno o más tendones de los músculo flexores de los dedos, generando así debilidad o imposibilidad para realizar movimientos de flexión con la muñeca y los dedos.

¿Cuál es tratamiento para la rotura de tendones flexores?

En el caso de roturas de los tendones flexores, el tratamiento consiste en la reparación de estos a través de una cirugía denomina TENORRAFIA, concepto proveniente del latín (Teno = Tendón y Rafia = Sutura). O sea que en estricto rigor, esta cirugía consiste en suturar los tendones que yacen rotos.

Las primeras suturas en tendones datan del siglo X, y fueron hechas por un médico árabe de apellido Avicena. Sin embargo, esta cirugía fue descarta por muchos años, ya que antiguamente se creía que los tendones presentaban nervios, por lo cual su sutura podía generar un dolor insoportable en los pacientes. Luego, en el 1752, un médico de apellido Van Haller, a través de un estudio demostró que los tendones no tienen nervios, por lo cual en ese momento se acepto tenorrafia como cirugía de preferencia para las roturas de tendones flexores.

Las cirugías iniciales presentaban muchas complicaciones, la principal de esta era la adherencia y rigidez que experimentaban los tendones suturados, por lo cual los pacientes tenían evoluciones poco favorables.

En el 1960 recién se logran establecer principios claros para esta reparación y además se incorpora la rehabilitación kinésica precoz, la cual fue fundamental para que los pacientes tuviesen una rehabilitación favorable, logrando recurar el 100% de su capacidad normal en la mano.

Tenorrafia

Como se describió anteriormente, la tenorrafia corresponde al procedimiento a través del cual se suturan los tendones dañados. Esta cirugía debe cumplir con varios principios o recomendaciones:

La sutura debe realizarse idealmente dentro de los primeros 7 días desde el accidente.

La sutura debe ser hecha por un cirujano especializado en mano, ya que requiere de gran precisión y experiencia.
La técnica debe ser los más atraumática posible (es decir, dañando la menor cantidad de tejido posible).

Se debe usar sutura intratendinosa.

La sutura se debe reforzar con suturas epitendinosas (epitendon es la capa que rodea al tendón).

Se debe realizar un cuidadoso cierre de la herida.

Se debe colocar una férula (ortesis) que debe proteger el sitio de la reparación.

La rehabilitación kinésica debe comenzar precozmente (idealmente a partir de las 48 hrs desde la cirugía).

Para asegurar la utilización del protocolo correcto de cirugía y rehabilitación, se dividieron la muñeca y mano en 6 zonas, de acuerdo al tipo de técnica quirúrgica y protocolo de rehabilitación a usar (ver imagen 3).

(Imagen 3: Clasificación adaptada por la Confederación Internacional de Sociedades de Cirugía de Mano)

Tipos de Tenorrafia

Para realizar el abordaje quirúrgico se prefieren los cortes en zigzag y aprovechando las heridas originales (imagen 4).

(Imagen 4: forma correcta de realización de una corte para poder ver el tendón)

Existen diversas maneras o técnicas de hacer una tenorrafia, las cuales han ido variando a lo largo del tiempo, pero siempre buscando el mismo objetivo, asegurar la correcta llegada de sangre al tendón, para que este tenga la nutrición suficiente y pueda repararse de forma óptima. Es así como algunas técnicas quirúrgicas se han descartado y no se utilizan en la actualidad, ya que tendían a generar isquemia (corte de sangre) en la zona. Otro objetivo perseguido por los traumatólogos es generar una sutura que le permita a los tendones reparados ser sometidos a tensión sin riesgo de que se rompa la sutura.

Las técnicas a realizar se realizar dada le previa elección del traumatólogo el cual debe considerar principalmente la zona de la mano dañada. Estas técnicas varían en la cantidad de sutura y pases utilizados (pases=puntos de fijación). Ver imagen 5.

Inmediatamente posterior a la cirugía es importante que a los pacientes se les diseñe e instale una palmeta (ortesis de antebrazo) que le permita generar movilidad de los dedos de forma pasiva (ver imagen 6).

Rehabilitación Kinésica

Todas las cirugías de reparación de tendones flexores requerirán de una minuciosa y protocolizada rehabilitación física realizada por un kinesiólogo, la cual se debe realizar de la forma más precozmente posible con la finalidad de evitar las consecuencias de la inmovilidad y asegurar la correcta reparación de los tendones intervenidos y mas aun, de propiciar la recuperación del 100% de las funciones de dicho paciente. La terapia manual y los ejercicios serán la base de una buena rehabilitación.

0 Comentarios

Comentar:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This