Lunes a Jueves: 07.00hrs - 20.00hrs
Viernes: 07.00hrs - 14.00hrs
Asturias 180, Las Condes
(+569)88243022

Bursitis de cadera o pretroncaterica, signos y síntomas, tratamiento

Bursitis de cadera o bursitis troncaterica

 

 

¿Qué es la bursitis de cadera?

También llamada bursitis trocantérica, es la inflamación e irritación de la bursa sinovial de la cadera. La bursa es lo más cercano a una bolsa gelatinosa que se encuentra alrededor de las articulaciones de nuestro cuerpo, y su función es hacer de “cojín” entre los tendones y el hueso.

 

¿Cuáles son las causas?

 

Las causas más comunes son:

  • Sobrecarga por impacto repetitivo
  • Enfermedades de articulaciones adyacentes como de rodilla y columna
  • Artritis reumatoide
  • Lesiones de caderas, como las traumáticas
  • Desbalance muscular, los cuales pueden contribuir a provocar mayor tensión en los tendones insertados en la zona.

 

 

¿Cuáles son los síntomas y signos?

  • Dolor punzante en la zona lateral de la cadera, puede ser más superficial que profundo
  • Molestias al caminar o correr
  • Rigidez articular
  • Chasquido o sensación de sentir algo “atrapado”
  • Molestias al subir o bajar escaleras
  • Molestias al apoyarse o dormir sobre la zona lateral
  • Inflamación de la cadera

 

¿Cuál es su forma de diagnosticarlo?

La forma más sencilla de diagnosticarlo, diferenciando otras patologías por supuesto, es la ecotomografía, la cual muestra el aumento de las partes blandas de nuestro cuerpo. Si no se logra diferenciar la lesión, es preferible realizarse una resonancia nuclear magnética.

 

 

¿Cuál es su tratamiento?

Una vez diagnosticado por el traumatólogo, el tratamiento kinésico es muy importante, ya que su función será la de disminuir  los síntomas como el dolor y la pérdida de fuerza producto de la impotencia funcional que esto provoca. Esto puede ser acompañado por antiflamatorios previamente recetados por su tratante.

 

En el tratamiento kinésico se podrán utilizar las siguientes técnicas:

  • Crioterapia, para bajar el dolor. 
  • Manejo de tejido blando en la musculatura asociada a la lesión, para drenaje o mejorar irrigación de la zona
  • Flexibilización o estiramientos de la pierna y cadera
  • Fortalecimiento muscular, dando énfasis en músculos periarticulares de cadera y abdomen
  •  Prevenir las actividades que provoquen los síntomas. (obesidad, excesos deportivos relacionados al impacto, no apoyarse sobre zona dañada etc.)

 

Klgo. Felipe Chacón Contreras

SPORTSALUD

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *