Asturias 180, Las Condes
+569 8824 3022
BURSITIS DE HOMBRO O SUBACROMIAL

BURSITIS DE HOMBRO O SUBACROMIAL

Las bursas son pequeños sacos gelatinosos que se encuentran en todo el cuerpo, incluyendo alrededor del hombro, el codo, la cadera, la rodilla y el talón. Estos sacos contienen una pequeña cantidad de líquido, y están ubicados entre los huesos y los tejidos blandos, actuando como almohadillas o amortiguadores para ayudar a reducir la fricción entre las partes móviles de las articulaciones del cuerpo. En el caso del hombro este impide el roce del tendón en contra del hueso. 

 

¿Qué es la bursitis de hombro o subacromial?

La bursitis de hombro es la inflamación o irritación de una bursa que se encuentra justo entre el tendón del supraespinoso (manguito rotador) y el acromion. 

La causa principal de la bursitis es el uso excesivo de una articulación. La repetición diaria del mismo movimiento o realizar un sobreesfuerzo en las articulaciones puede provocar la aparición de la bursitis. Sobre todo en los deportes que necesitas realizar movimientos rapidas con el hombro. 

Esta también puede ser por causas traumáticas, inflamatorias o infecciosas, entre otras menos frecuentes. Las traumáticas pueden ser por un golpe directo o caída sobre el hombro, y las inflamatorias por enfermedades sistémicas como gota o artritis reumatoidea. 

 

¿Cuáles son sus síntomas?

 

El dolor debido a la bursitis del hombro muchas veces comienza como una ligera molestia en ciertos movimientos, aumentando específicamente cuando el brazo se levanta lateralmente o hacia afuera. Este también se puede presentar en movimientos tan simples como colocarse una chaqueta o abrocharse un sostén. 

Dentro de los síntomas más comunes podemos encontrar:

  • Dolor al levantar el brazo.
  • Molestias nocturnas que interrumpen el sueño, especialmente cuando se acuesta sobre el lado del hombro afectado.
  • Restricción de movimiento por dolor.
  • Debilidad muscular del brazo.
  • Si el dolor se mantiene por mucho tiempo, puede llegar a irradiarse hacia la zona del codo y antebrazo. 

 

¿Cuál es su tratamiento?

 

El tratamiento de la bursitis aguda de hombro suele consistir en lo siguiente:

  • Kinesiología para disminuir el dolor, mejorar el movimiento, la estabilidad y fuerza de la musculatura del hombro.
  • Cuando hay mucho dolor, reposo relativo.
  • Aplicación de hielo en la zona. 
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • Evitar movimientos repetitivos de la articulación afectada.
×